Rafael Lizárraga
¿Vale la pena hacer una app para tu empresa?
enero 9, 2017
Tecnología
0 Comentarios

¿Estás buscando incrementar la presencia digital de tu marca y consideras la tecnología móvil? Excelente. Pero antes de que inviertas tiempo y dinero en desarrollar una aplicación que bien podría fracasar, considera varios factores que sin duda afectarán el desempeño las apps en 2017.

¿Cuál es el futuro de las aplicaciones?

En México se prospecta que para 2017 el 68% de los celulares será Android, 17% iOS y 10% Windows; el 65% de los usuarios de smartphones navegarán de forma activa y el 77% han descargado aplicaciones. Estos números parecen ser alentadores y podrían ser una invitación a desarrollar una aplicación para tu marca, ¿no es cierto? La realidad es que por más aplicaciones que se descarguen, son las redes sociales las que dominan casi la totalidad del tiempo que invierten los usuarios en su móvil. Si bien se siguen descargando aplicaciones, muchas tienen un solo uso y varias terminan siendo borradas para dar espacio a otras. De hecho, en Estados Unidos el usuario promedio ya no descarga aplicaciones[1].

Aun con esto, te resultará fácil pensar que lo más conveniente para tu empresa es desarrollar una aplicación nativa para Android y así tener acceso a 68% del mercado, pero… ¡oh sorpresa! Debo decirte que los usuarios de iOS descargan más aplicaciones que los demás usuarios. Así que al momento de desarrollar una aplicación de este tipo hay que tener en cuenta a los usuarios de estos dos sistemas operativos, mínimo. Hay que recordar que una aplicación nativa se desarrolla exclusivamente para un sistema operativo y tienen el beneficio de aprovechar a fondo las características de los equipos de los usuarios.

Sin embargo, ¿sabías que cuentas con otra opción? Crear web apps. Estas tienen un desarrollo multiplataforma y funcionan en cualquier dispositivo que tenga un navegador de internet, además de que se pueden diseñar con una cualidad responsive, la cual permite que la aplicación se adapte a todos los tamaños de smartphones de una manera eficiente.

También cuentan con la ventaja de que la inversión es menor, y si le asignas esta tarea a un grupo de diseñadores expertos puede crear una experiencia que puede encantar a cualquier usuario sin importar su sistema operativo. Su inconveniente, sin embargo, es que su funcionalidad y seguridad dependen enteramente de las del navegador; aunque actualmente son muy avanzados.

¿Entonces cuál es la mejor opción?

La mayoría de las empresas piensan que por el hecho de desarrollar una aplicación sus usuarios van a invertir en ella un buen tiempo y le darán un gran uso, pero son pocos los servicios que hacen que las personas inviertan su tiempo, y no, no todos pueden ser “Pokemon Go” o “Super Mario Run”.

Si tú ya estás en digital o estás interesado en hacer el movimiento, debes saber que lo ideal es que tengas una estrategia realista que plantee a cuántos usuarios se proyecta llegar y qué se espera de ellos al usar la aplicación. De este modo podrás definir si les conviene desarrollar una aplicación nativa o una web app.

Por otra parte, las web apps tienen un panorama positivo. Un usuario de un smartphone de gama media se preocupa por el almacenamiento de su memoria. Facebook, Snapchat, Instagram y Whatsapp ocupan espacio, pero se han vuelto tan esenciales para los usuarios que la mayoría no piensa en borrarlas, así que cuando buscan acceder a otro servicio es muy probable que primero busquen en su navegador antes de buscar en la Play Store o App Store. Te lo pongo así: no van a borrar Facebook para descargar tu app; si las pones a competir lo más seguro es que salgas perdiendo.

Y precisamente, para aprovechar esta ventaja que tiene una web app, tiene que destacar por su buen diseño, facilidad de navegación y al mostrar solo la información necesaria para brindar la mejor experiencia, garantizando así la satisfacción de los usuarios.

Con cada día que pasa es más difícil hacer que una persona descargue aplicaciones que no le sean absolutamente necesarias. Hay tanta oferta que la mayoría de las aplicaciones están condenadas a pasar desapercibidas por la gran mayoría de los usuarios, y esto sin contar el elevado costo de inversión que conlleva desarrollar una aplicación nativa, y ¡darle mantenimiento! Quizás el esfuerzo puede ser demasiado alto para el uso real que le van a dar los usuarios.

Una web app es una opción menos onerosa y más fácil, y la desventaja que pudiera tener debido al rendimiento de los navegadores se puede solventar con un buen diseño responsive que incluya exactamente lo que los usuarios necesitan y que un equipo de diseñadores experimentados puede realizar de la mejor manera.

Ahora que sabes más sobre este tema, ¿consideras que las web apps son la mejor opción para el futuro o para tu empresa? ¿O prefieres la funcionalidad de una aplicación nativa?

[1] http://www.recode.net/2016/9/16/12933780/average-app-downloads-per-month-comscore

DOWNLOAD HANDBOOK