Rafael Lizárraga
Mito: la gestión de capital es para los grandes corporativos
diciembre 13, 2016
CMO's talk
0 Comentarios

Hurgando entre apps que ofrecen servicios financieros, fui a dar con una especializada en hacer dinero fácil con inversiones en divisas a través de una empresa –cuyo nombre no revelaré para no hacerle publicidad– que ofrece asesoría y colocación de inversiones a través de una plataforma digital e impulsa un programa con ciertos tintes de esquema piramidal.

Si hasta los modelos piramidales de negocio ya ofrecen servicios digitales, ¿por qué no iba a ocurrir lo mismo con la verdadera gestión de capital y patrimonio?

De hecho, es tal el auge de los servicios de gestión de capital (wealth management en inglés, o simplemente WM) que ya no es cosa de grandes inversionistas; la mayoría de las startups de WM –nuevas compañías como Betterment y Personal Capital– se enfocan en el mercado Business-to-consumer (B2C) del pequeño inversionista. Y esto ha puesto a temblar a las firmas del WM tradicional.

En una encuesta levantada por PwC, profesionales de la industria financiera anticipan que el sector de la gestión de capital y activos será el siguiente en ser tocado por la disrupción digital. El tercero, para ser más precisos, pues según estos resultados los primeros dos –servicios bancarios y servicios de pago y transferencias de fondos– ya han entrado en proceso disruptivo. Proyectan que en 5 años la adopción del ecosistema digital estará consumado.

awm-fin-tech-fig2

Encuesta 2016 de PwC sobre el FinTech global | http://www.pwc.com/gx/en/financial-services/assets/awm-fin-tech-fig2.jpg

¿Pero por qué? Parece innegable que la forma más segura de invertir es a través del trato personal y presencial con tu asesor. Te da confianza, te hace sentir que ponerle un rostro a quien recibe tu inversión hará menos perversa la maquinaria del dinero. Pero los millennials no piensan igual y cada día nos encontramos con una gran diversidad de gente dispuesta a disfrutar las bondades de la tecnología.

Entender por qué han surgido estas startups y qué es lo que la gente busca de ellas nos dará un panorama del potencial disruptivo de la tecnología. Es una radiografía necesaria si queremos entender al nuevo mercado, aquel que se mueve ya dentro del mundo digital.

Conectividad sin restricciones

Los usuarios de servicios financieros buscan iniciativas digitales que les permitan unificar sus cuentas y poder manejar sus operaciones en una misma aplicación que las centralice, para no tener que estar brincando de plataforma en plataforma (a veces, mal implementadas para dispositivos móviles).

También buscan establecer contacto con otros inversionistas para intercambiar experiencias, opiniones e impresiones, así como tener disponible directorios de asesores para poder comunicarse con el que necesitan.

Consejería personalizada

¿Y si contaran con un sistema que analizara sus datos y les devolviera una interfaz con estadísticas, así como asesoría personalizada y consejos acorde con su nivel, tipo y necesidades de inversión? ¿Y que ese sistema les permitiera establecer planes a su medida, automatizar inversiones y llevar su portafolio en su Smartphone? ¿Además, que ese nivel de asesoría personalizada no les costara un ojo de la cara?

Inversión en todos los niveles

Ahora piensa que no todos los inversionistas son iguales. Algunos querrán escalar su nivel y buscan invertir en nuevas oportunidades. Después de todo, el core de las buenas inversiones es la diversificación. Y eso es precisamente lo que buscan muchos de ellos: plataformas digitales que les permitan el acceso a estrategias de inversión más avanzadas y sofisticadas dentro de los mercados donde juegan los grandes inversionistas, las grandes ligas de las inversiones.

Pero no solo eso, también acceso a activos en los que antes era imposible invertir: el financiamiento. Me refiero, por supuesto, a la emisión de créditos para préstamos y las financiaciones colaborativas (crowdfunding) de empresas.

Ahora imagina una app que reúna todos esos beneficios.

No existe.

La oferta disponible actualmente es de plataformas digitales que se especializan en uno u otro rubro, pero ninguna que logre hacer converger todos los servicios de gestión de capital y activos. Así que si eres emprendedor aquí tienes una gran oportunidad.

De vuelta a la realidad…

El financiero es un sector todavía muy conservador, de tal suerte que hoy en día muchas firmas invierten sus esfuerzos solo en tecnología “robo-advisor” (recopilación y análisis de grandes volúmenes de datos y asignación o colocación automatizada de inversiones), mientras que solo unos cuantos ya han empezado a solucionar las necesidades del nuevo inversionista. El inversionista minoritario.

Entendámoslo de una buena vez: la transformación digital no se trata de la adopción de nuevos medios y nuevas ventanas de información. Es fundamentalmente la adopción de un nuevo estilo de vida que revela nuevas necesidades por resolver. Y eso está abriendo posibilidades de mercado, que ya veremos de aquí a 5 años si los servicios financieros lograron abordar con éxito.

De modo que si tu giro es la gestión de activos y capital, o simplemente eres un inversionista minoritario, ahora ya sabes que la tecnología está poniendo el mundo financiero al alcance de todos. ¿Serás parte de esta revolución?

La disrupción digital es solo el primer paso. Hay que impulsar un proceso de innovación sostenido que nos permita afianzar y recoger los frutos del cambio.

DOWNLOAD HANDBOOK