Rafael Lizárraga
Los nuevos productos son plataformas
julio 3, 2015
CMO's talk
1 Comentarios

En la edición anterior te conté sobre 5 principios para las marcas del futuro. Hoy quiero profundizar sobre el primero de ellos. Muchas empresas se están planteando ofrecer valor a través de una plataforma o convirtiéndose en una plataforma. ¿En qué consiste eso? Déjame ponerte en contexto.

Estamos en una época de cambios vertiginosos, donde las compañías se replantean el como los bienes y servicios se producen, se comparten o entregan. En vez de un entorno tradicional donde las empresas compiten para ganar clientes, estamos viendo surgir un modelo más plano y participativo donde son los consumidores quienes interactúan directamente unos con otros, a todos niveles. Con su smartphone en el bolsillo, las personas podemos hacer lo que antes requería muchas empresas u organizaciones como intermediarios.

Tal es la transformación que estamos viendo en muchas industrias. Los sitios de taxis acostumbrados a transportar pasajeros, ahora Uber conecta choferes con pasajeros. Los hoteles ofrecían hospedaje, ahora Airbnb conecta anfitriones y huéspedes. Incluso Amazon conecta vendedores de libros con compradores de libros usados.

La clave salta a la vista: Uber no necesita emplear choferes y Airbnb no necesita ser propietario de viviendas. ¡El producto que mercadean es la plataforma! Estas plataformas son adoptadas casi con ‘alegría’ por sus usuarios pues atienden problemáticas periféricas que poco o nada tienen que ver con el valor original o aparente. Facilitar el pago, geolocalización, sistemas de reputación, etc. Aspectos que consciente o inconscientemente los proveedores tradicionales pasaron por alto.

Es tiempo entonces de que cuestiones tu modelo de negocio. ¿Qué aspectos periféricos son clave para tu consumidor y estás dejando de lado? ¿Cómo puede una plataforma resolver esos aspectos y hacerte más ‘ligero’ y asequible para ellos?

Piensa en personas

A fin de cuentas el éxito de estas plataformas estriba en las personas. Si la plataforma que ofreces ayuda a las personas a ser más eficientes, pero para hacer las cosas que les gusta, facilitando realmente esas tareas; estás por buen camino.

Piensa en participación

Muy atrás quedó el tiempo de los canales uni-direccionales. Las plataformas son bi o multi-direccionales. Es la gran diferencia entre Netflix y Youtube. Mientras el primero integra contenido incrementalmente el último lo hace exponencialmente. GoPro lo ha entendido a la perfección, habilitando una plataforma que considera a sus consumidores no como audiencia sino como co-creadores. Según Paul Crandall, SVP de Mercadotecnia en GoPro su meta es: “hacer a sus consumidores los héroes exhibiendo su entusiasmo y contenido en sus plataformas”.

Piensa en personalización

Los usuarios deben poder hacer ‘suyas’ las plataformas. De ahí que deben ser inteligentes, no basta hacer un escaparate y llenar con cualquier producto o servicio. Se trata de que las personas se involucren con ellas como si fuera otro ser humano que ‘los conoce’ o ‘sabe’ lo que les gusta y cómo quieren hacer las cosas.

Piensa en asociación

Como usuarios nos ‘casamos’ con ciertos productos/plataforma. ¿Qué dispara esa relación tan estrecha? Aspectos como facilidad de uso y la integración con otras plataformas de uso cotidiano son fundamentales. ¿ Crees que hace falta habilitar un nuevo login o registro en tu plataforma cuando podrías usar el de Facebook o Google y hacer fácil la vida al usuario?

Conviene que regreses a preguntarte el porqué de tu oferta de valor, los qué y  cómo podrán venir por añadidura.

DOWNLOAD HANDBOOK