Joost Van De Velde
¿La interfaz es una mejor ventaja competitiva en el año 2015?
mayo 22, 2015
Ux
0 Comentarios

 

joost 1

AirBnB y Alibaba tienen una cosa en común: ambas son compañías billonarias sin ningún activo en su balance. Esto obviamente va en contra de la naturaleza de cualquier  negocio porque los bienes son necesarios para crear valor y por lo tanto, para generar ganancias.

En la era Industrial creábamos productos por medio de máquinas y materia prima: estos últimos eran los activos necesarios para crear valor. Pero en el caso de empresas como AirBnB y Uber, estos activos son ausentes ya que ellas viven de un nuevo activo: su Interfaz.

La interfaz como activo

Un activo que hace 10 años nadie pensaba que sería capaz de proporcionar valor estratégico, pero ahora es el mayor activo para muchas empresas de tecnología. Este activo se denomina la interfaz. Y con este activo nace un nuevo tipo de empresas; las empresas “Interface Layer”.

Internet y un nuevo tipo de productos

Desde la revolución industrial el mundo ha producido la increíblemente compleja cadena de suministro; desde diseñadores, los importadores y mayoristas a minoristas. Esto hizo posible la venta y el uso de los productos de todos los rincones del mundo. Después de cien años de producir, vivimos en una era donde para casi cualquier problema existe una solución bajo la forma de un producto.

Avance rápido a la era del internet; cuando el componente físico de los productos es cada vez menos importante, y cada vez hay más productos tecnológicos. Hay millones de aplicaciones que ofrecen soluciones a un problema en específico. Como la previsión del tiempo para mañana o encontrar rápidamente una habitación de hotel, existe ya una aplicación.

Los productos de hoy en día son piezas de software que ofrecen soluciones para estos problemas.

Lo que da como resultado que el mercado de las aplicaciones esté saturado, ya que  para cada problema hay una solución en forma de una aplicación.

La interfaz como un lugar central para una “experiencia total”

Sin embargo, hoy en día se esta levantando una nueva generación de empresas. Esta generación de empresas no se enfocan en “trocitos” de software, o sea, aplicaciones puntuales para resolver un problema. Este tipo de empresa ya no se enfocan en un producto sino en todo un sistema. E imponen un interfaz “encima” de los servicios individuales.

Esta interfaz es el punto central del sistema, y un factor determinante para la gama completa de servicios que la compañía ofrece a través de una experiencia única. Un sistema en donde las API´s de una variedad de plataformas trabajan en el fondo, pero invisible para el usuario.

Una serie de ejemplos

ManagedByQ proporciona un modelo que permite administrar toda su oficina a través de una interfaz. Desde los suministros de ésta, hasta un seguro para las pertenencias personales. De la misma forma, Nest y Toon ofrecen una interfaz para el sistema de administración de energía para tu hogar. En Metromile no sólo es la interfaz de tu seguro de coche, sino que también te da acceso a una serie de servicios que hacen tu manejar más seguro.

joost 2

¿Qué es lo que hace que estas empresa sean únicas?

Queda claro que las compañías de interfaz  funcionan de forma diferente a las empresas tradicionales dado que la mayor parte del total no tiene activos. Es interesante estudiarlas más, tal vez podríamos aprender.

La interfaz es el acceso a un sistema, no sólo una solución puntual.

Lo que importa en las empresas de interfaz es ofrecer un juego completo de soluciones que dan acceso a un servicio integrado. La potencia del sistema viene del conjunto, no de las soluciones particulares. La interfaz “salud” se construye de un sistema complejo para el monitoreo del cuerpo, acceso a servicios de emergencia, acceso a médicos e información sobre como vivir más saludablemente.

joost 3

Una experiencia de usuario simple y robusta como poder competitivo

Con un poco de pensamiento creativo podrás llegar a muchas soluciones de sistema. Pero convertir esta solución en una experiencia de usuario simple, es otra cosa. Este tipo de interfaces están hechos para las masas, no para un grupo pequeño de especialistas. Y quien ofrece la mejor experiencia de usuario, es quien gana el juego.

La interfaz para consolidar y visualizar data

Sin data no hay interfaces. El poder de las empresas de interfaces es la manera en la que consolidan de una menor practica la información, para así llegar a un servicio personalizado. Esta manera de ver las cosas tiene consecuencias fuertes: un banco no es mas que una interfaz para un sistema de ahorro, inversiones y prestamos. Y una aerolínea no es mas que una interfaz para ver vuelos disponibles, manejar la logística de los vuelos y la posibilidad de checar tus vuelos.

Al final surge la pregunta mas interesante: ¿qué es más importante; la interfaz o los productos y servicios que se manejan a través de esta interfaz? Si la respuesta es “la interfaz” entonces ya no es tan difícil de creer que un tech startup empiece una aerolínea. Y Amazon por medio de sus “Dash buttons”, un supermercado.

joost 4

La importancia de la interfaz es mayor a la del software atrás

Esto es un punto interesante. Antes en un desarrollo de software, el desarrollador dictaba el proyecto. En el nuevo entorno, otra disciplina se está posicionado como la disciplina clave: el diseño. Porque hoy en día el software ya no es un producto para especialistas, sino un producto para las masas. Las masas tienen que poder interactuar de una manera sencilla y entendible con la aplicación. En un ambiente donde “la interfaz” casi es un sinónimo de “la empresa”, esta disciplina solo ganará más terreno y mayor importancia en el futuro.

Convertirte en algo “indispensable” es la clave del éxito

La potencia de las empresas con interfaz es la disponibilidad contínua de los servicios y datos, 24/7. Una interfaz no se va de vacaciones y tampoco tiene un lunch break. Y además si una interfaz no es dinámica, perderá relevancia muy rápido. No puedes esperar como empresa que tus consumidores usen la interfaz si  ésta no entrega valor cada vez que sea utilizada, con datos actualizados.

Esto no es fácil, ya que requiere de otro mindset. La mayoría de las empresas hoy en día venden un producto; su negocio no es “agregar valor los 24/7 del día”. Si eres una aseguradora y la interfaz es tu negocio, no podrás solo ofrecer un seguro, sino también un sistema que contempla: ajustes inmediatos en cobertura, informar de manera pro activa sobre la seguridad en la zona, y adaptarte y cobrar de acuerdo a la situación personal del cliente. Metromile hoy en día es de los mejores ejemplos que existen en el mercado de seguros, junto con Oscar.

El dinero está en la interfaz y los diseñadores se vuelven indispensables

La interfaz ya no solo es un side-product. Quien tiene la interfaz tiene el cliente y con eso, el margen. Diseño se convierte en una prioridad para las empresas y no solo para las de tecnología. Adquisiciones atípicas en el mercado muestran eso; por ejemplo el banco Capital One compró la agencia de diseño y usablidad “Adaptive Path”, el banco BBVA compró Simple y Google compró Gecko Design.

Esta es la regla del futuro: Todas las decisiones se harán en la interfaz. ¿Cómo se verá la tuya?

DOWNLOAD HANDBOOK